Exigimos libertad para los presos políticos

La Corriente Revolucionaria y Socialista del FMLN condena la captura violenta e ilegal de cinco ex funcionarios del gobierno del ex presidente Funes, ordenado por el presidente de la república, en abierta violación a sus derechos constitucionales.

Violeta Menjívar, Erlinda Hándal, Hugo Flores, Calixto Mejía y Carlos Cáceres, fueron capturados y acusados públicamente por el fiscal de delitos que no han sido probados por la justicia. Condenamos también la ilegal orden de captura y persecución contra los compañeros ex presidente Salvador Sánchez Cerén y ex ministro Gerson Martínez y otros funcionarios del primer gobierno del FMLN.

Las capturas y la persecución son dirigidas por el de facto Fiscal General de la República, un funcionario que ocupa ilegalmente ese cargo desde que los diputados y diputadas oficialistas lo impusieron de forma fraudulenta. Todo lo que haga ese supuesto fiscal carece de validez jurídica. El pueblo salvadoreño lo sabe; también la comunidad internacional, que condenó el golpe de Estado a la Fiscalía y a la Sala de lo Constitucional, perpetrado por orden del presidente Bukele el primero de mayo de este año.

Las compañeras y compañeros detenidos y perseguidos enfrentan una acusación política dirigida por el clan gobernante, al cual le sirve incondicionalmente el fiscal de facto. El interés del presidente Bukele es dar un golpe moral a los militantes del FMLN y al mismo tiempo afectar y desprestigiar la imagen del partido ante el pueblo. Pretende acabar al FMLN, objetivo que siempre persiguió el imperialismo norteamericano, pero no lo logrará.

Bukele está desesperado. La economía se mantiene estancada, abunda el desempleo, aumentan los precios de los alimentos y las tarifas de los servicios básicos, la crisis sanitaria se agudiza, crecen los homicidios y feminicidios, la deuda pública estrangula las finanzas gubernamentales, crece la corrupción y las instituciones públicas se encaminan hacia un descalabro y los intentos de manipulación del tema corrupción vía los circos montados en las comisiones especiales legislativas quedaron demasiado evidentes.

En este marco se abre la persecución que ha desatado contra dirigentes y militantes del FMLN, el cierre de espacios políticos, el ataque sistemático a la prensa, la ilegalización de sindicatos y partidos políticos, principalmente el FMLN, con que busca avanzar en su plan de consolidación de un régimen de dominación total de dictadura fascista.

El país tiende hacia un agravamiento de sus males sociales y hacia una crisis institucional. Sin embargo, el poder absoluto no garantiza estabilidad, como se ha demostrado universal e históricamente, sino un estado permanente de zozobra y confrontación social.

Le hacemos un llamado a la militancia de nuestro partido, al movimiento popular y a todas las fuerzas de izquierda y progresistas, a unir esfuerzos por derrotar a este régimen reaccionario, que quiere empujar al país hacia una dictadura que el pueblo en el pasado ya supo derrotar.

Vamos a vencer a Bukele y a todo el clan dominante con la lucha resuelta del pueblo. A las dictaduras se les derrota en las calles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *