Presidente Bukele quiere paralizar al pueblo

El decreto 90 aprobado por la derecha en la Asamblea legislativa, que prohíbe por 90 días las fiestas patronales, los eventos deportivos, los mítines y otras actividades de masas, tiene como objetivo fundamental amenazar al pueblo e impedirle que proteste por todo lo malo que está pasando en el país.

Bukele dice que las prohibiciones son para frenar los casos y las muertes por COVID-19. Es cierto que la crisis de salud se agudiza, pero también hay malestar en la población porque todo está más caro y porque los homicidios crecen (de 519 entre enero y mayo de 2020 a 591 en enero y mayo de 2021). También hay malestar por la amenaza de privatización del agua y por la Ley Bitcon, que la gente siente como un peligro a sus ingresos y su estabilidad. 

Bukele sabe todo eso y teme que la gente salga a protestar, sobre todo cuando entre en vigencia la Ley Bitcoin. Por eso quiere prohibir los mítines. O sea, Bukele está asustando y quiere detener las protestas que se avecinan. Lo que no toma en cuenta el presidente es las amenazas no sirven para nada, pues la población no permitirá que se sigan deteriorando sus condiciones de vida.

La represión y el cierre de espacios políticos le añadirán combustible al fuego político que está provocando este mal gobierno, que solo se dedica a robar dinero y a mentirle a la población.

15 de julio de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *