Bukele: otra cadena nacional de amenazas

En estos días de crisis es poco ético burlarse de la situación, sin embargo, no sé qué más podemos hacer los salvadoreños con el gobierno de Bukele, salvo apelar al humor popular, como una forma terapéutica de sobreponerse al estado emocional negativo, al estrés propiciado por Bukele y sus cadenas nacionales, donde siempre esperamos amenazas, insultos, temor, mentiras y ficción.

¿Qué podemos esperar esta anoche? Con certeza podemos anticipar sus temas: la aprobación por los diputados de derecha de 1000 millones de dólares para hacer una piñata con sus socios y familiares, un pacto de corrupción con la burguesía más cercana y más represión y cautiverio para el pueblo.

Algunos empresarios, ciudadanos responsables y académicos de las ciencias económicas se preguntan: ¿Cómo pagaremos esas cantidades de dinero? Y ¿Qué será de nuestro futuro, empeñado por Bukele para hacerse de esa cantidad de recursos?

La respuesta es simple y amarga; esa deuda enorme adquirida para satisfacer las apetencias de poder del mandatario, que ya suma la astronómica cifra de 5 mil 284 millones de dólares, la pagará nuestro pueblo, nuestros hijos y nuestros nietos, los hijos de ellos.

Es muy peligrosa esta política de Bukele y sus cómplices, y es vital que nos preguntemos qué pasará con nuestras pensiones y cómo funcionará el estado con semejante carga financiera. Todo indica que será con más despidos de empleados públicos, menos servicios y subsidios para los más pobres y más carga de impuestos para los trabajadores y la pequeña empresa.

Estamos en presencia de la piñata del gobierno de Bukele con los dineros del pueblo y está comprobado que por mucho dinero que le apruebe la derecha en la Asamblea Legislativa, no le alcanza al mandatario, porque todos roban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *