Ciudadanos de primera y segunda clase

El trato con lujos y todas las comodidades en los albergues de cuarentena para empresarios y amigos del presidente Bukele, contrasta con las difíciles condiciones que sufren la gente común y sin recursos en las instalaciones destinadas a ellos.

Este trato diferenciado del gobierno se está haciendo viral en las redes sociales a pesar de las amenazas de la jefa de gabinete, Carolina Recinos, contra un joven recluido en cuarentena en el albergue de Tierra Blanca, en Usulután, por transmitir con su teléfono vídeos sobre la paupérrima condición de hacinamiento, falta de agua y alimentos, la inexistencia de atención médica y la nula coordinación entre las instituciones de gobierno para garantizar la atención adecuada a los albergados.

La población denuncia en las redes sociales que algunos funcionarios y amigos del gobierno de Bukele que viajaron al extranjero, por negocios o trabajo, son alojados en lujosos hoteles, pagados con recursos del estado salvadoreño, pese a que estos recursos son de extrema urgencia para comprar materiales médicos, máscaras, antisépticos, etc.

Mientras, en los albergues para emergencias más populares como el de Tierra Blanca, niños deben dormir en el suelo y solo hay dos baños para 400 personas, Aquí está el pueblo, atendido como de segunda clase por el gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *