Deterioro del sistema de salud

En apenas siete meses de Gobierno ya se evidencia un deterioro en el sistema de salud, principalmente en el primer nivel de atención, tal como se aprecia en el siguiente cuadro.

Datos comparativos de enfermedades y muertes

Evento Semana 50 año 2018 Semana 50 año 2019 Diferencia   Aumento  
Casos sospechosos de Dengue 8,255 27,136 18,881 229%
Casos sospechosos de Chikungunya 382 677 295 77%
Casos sospechosos de Zika 471 802 331 70%
Parotiditis Infecciosa 225 2,273 2,048 810%
Fallecidos por Dengue 8 14 6 75%
Fallecidos por Neumonía 747 998 251 34%
Fallecidos por Diarrea 48 61 13 27%

Fuente: Ministerio de Salud. Boletín Epidemiológico Semana 50, año 2019

Tal como lo plantea un documento de los Profesionales por la Transformación de El Salvador, (PROES), “el  aumento de enfermedades tiene que ver con el paulatino abandono del primer nivel de atención y del abordaje intersectorial, centrado en la persona, la familia y la comunidad, que fue la esencia de la reforma de salud iniciada en 2009, que tuvo impactos positivos en muchos indicadores, entre ellos la reducción de la mortalidad infantil, de 23 a 9 por mil entre 2008 y 2018, y la baja de la mortalidad materna, de 49 a 28 por 100,000 partos en los mismos años”.

A pesar del aumento de enfermedades, en el presupuesto del Ministerio de Salud del año 2020 se le recortaron 33.5 millones de dólares al primer nivel de atención. Dicho recorte afectaría el funcionamiento de los ECOSF y los establecimientos de salud más cercanos a la población vulnerable, como las Unidades Comunitarias de Salud Familiar y los Hogares de Espera Materna.

El Gobierno se está alejando del abordaje de la salud como derecho humano para crear un modelo centrado en la curación y no en la promoción de la salud, de alto costo y que amplía las brechas de acceso para la población. Tal modelo ya está provocando un incremento de las enfermedades que afectan sobre todo a las personas de escasos recursos, lo que al mismo tiempo beneficia a los dueños de laboratorios, droguerías y farmacias, entre ellos los integrantes de la familia Bukele, quienes se lucran con las enfermedades de la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *