Deterioro social

A casi nueve meses de Gobierno se aprecia un deterioro de las condiciones de vida del pueblo.

Veamos algunos datos importantes que lo demuestran:

  1. El Gobierno ha despedido alrededor de 8,600 empleados y empleadas púbicas y otras 2,400 personas serán despedidas porque no están en la ley de salarios que se aprobó para este año.
  • Los salarios siguen congelados y tanto el frijol como la tarifa de energía se encarecieron. También aumentó la colegiatura de 70 centros educativos privados.
  • El agua escasea y buena parte de ella sigue contaminada. En el segundo semestre del año pasado hubo una crisis de abastecimiento de agua que afectó a miles de hogares del área Metropolitana de San Salvador. En enero de este año se dio una segunda crisis cuando ANDA le proporcionó agua contaminada a la población. Es tan grave el problema, que el presidente de ANDA dijo en su comparecencia ante la Asamblea Legislativa que él no recomendaba beber el agua que distribuye la Planta las Pavas, que le da agua a cientos de miles de hogares.
  • Los servicios de salud se están deteriorando y las enfermedades prevenibles siguen aumentando. El Gobierno ha cerrado 16 Equipos Comunitarios de Salud Familiar, suprimió el programa atendiendo la salud de la mujer y redujo en 33.5 millones de dólares los recursos para el primer nivel de atención de salud lo que ha impactado en un incremento de las enfermedades prevenibles. Para la segunda semana de febrero, los casos sospechosos de dengue crecieron 5% y los sospechosos de paperas aumentaron 60% También aumentando las enfermedades respiratorias y miles de personas están viajando a Guatemala para operarse de la vista porque el Gobierno salvadoreño cerró el programa Operación Milagro.
  • El sistema educación está dando señales de crisis. La matrícula del actual año escolar bajó 14 por ciento, de 1,300,000 estudiantes en 2019 a 1,120,000 en 2020. Se trata de la matrícula más baja desde el año 1992. El programa de alfabetización iniciado por los Gobiernos del FMLN está cerrado También se cerraron el programa un niño, una niña una computadora, el programa de escuela inclusiva de tiempo pleno y la modalidad de educación flexible para personas que quieren retomar sus estudios con horarios y modalidades adaptables a su situación (semipresencial, a distancia, nocturna, acelerada y virtual). En 2019, se proyectó que alrededor de 40,000 jóvenes y adultos fueran atendidos en 453 escuelas que aplicaron la educación flexible.
  • El Gobierno cerró los programas Nuestros Mayores Derechos, Apoyo Temporal al Ingreso, Jóvenes con Todo, Manejo Integral de Desechos Sólidos y proyecto VIDA (de reforestación). Dichos programas beneficiaban a la población de escasos recursos.
  • El Gobierno le recortó recursos a otros programas de apoyo a la población vulnerable y de bajos ingresos: Ciudad Mujer, Pensión Básica Universal, Paquetes Agrícolas, Saneamiento Ambiental y Bono para Educación y Salud. También le recortó 7 millones de dólares al subsidio al gas, con lo cual afectó a 100,000 hogares.
  • El Gobierno cerró los programas de agricultura familiar, acuicultura en municipios de pobreza extrema, amanecer rural, desarrollo rural y atención comunitaria, que beneficiaban a miles de familias campesinas. También recortó el programa de paquetes agrícolas para pequeños y pequeñas agricultoras. Hace unas semanas, el Ministerio de Agricultura dijo que al limón, la naranja y otros cítricos les cayó una enfermedad que dañará una parte importante de la producción. Si no aumentan la importación de esos productos, los mimos podrían escasear y subir de precios.
  • Sobre el tema de seguridad, el presidente Nayib Bukele dice que los homicidios han bajado pero no dice que hay más personas desaparecidas y que aumentan las extorsiones. Y todo ello a pesar de que la Asamblea Legislativa le ha aprobado 325 millones de dólares a los ministerios de defensa y seguridad y tiene pendiente aprobarle otros 109 millones, con lo cual los recursos para el supuesto plan de seguridad llegarían a 434 millones, una cifra nunca antes vista. ¿Qué está haciendo el Gobierno con tanto dinero y por qué sigue pidiendo más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *