FRENTE A LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS: ORGANIZACIÓN CIUDADANA

Ante una eventual crisis sanitaria, junto a las medidas gubernamentales la más eficaz forma de solución es la organización ciudadana que contribuya a combatir la enfermedad e impedir el pánico descontrolado –que justificará toques de queda y otras medidas para controlar a la población y confinarla a sus casas mediante el miedo.

En esas situaciones es fácil que prosperen las peores formas de egoísmo y se generen situaciones que conduzcan a la irresponsabilidad colectiva y a buscar salvarse sin importar el destino de los demás.

La organización ciudadana permitirá ordenar mejor a la gente en su cuidado, facilitar la información y la actuación efectiva de las personas. Y lo más importante: hará prevalecer la solidaridad entre vecinos y dentro de las comunidades. Es decir, fomentar la ayuda entre todos, el humanismo frente al individualismo despiadado.

Es decir, hacer práctica la prédica de amar al prójimo como a ti mismo, cuidarse uno, a la familia, a los vecinos y todos los miembros de la comunidad y lograr entre todos superar la crisis.

Desde el ministerio de salud y con esos objetivos, una de las medidas esenciales, vital, es recuperar y fortalecer todo el sistema de atención primaria creado por la Reforma Integral de Salud, apoyar los ECOS existentes, hacer funcionales los cerrados en los últimos meses y crear todos los que permitan las circunstancias.

No cabe la menor duda que la batalla contra la expansión del coronavirus se ganará ahí, con el trabajo abnegado de la gente y cientos de profesionales de la salud que ya habían creado un sistema para el cuidado de los habitantes de sus comunidades y a quienes conocen personalmente.

Los hospitales nacionales no pueden sustituir la formidable labor que hicieron los ECOS y la que pueden hacer en esta emergencia y el futuro.

Quienes dirigen hoy al país tienen el deber de entender que la salud del pueblo está por encima de los intereses de casa presidencial, partidistas y,  el deseo electorero de borrar los éxitos de quienes declararon sus enemigos.

A esa labor directa, personal en las comunidades del sistema de atención primaria creado por la Reforma de Salud, el aporte de la organización ciudadana será decisivo en el enfrentamiento a la enfermedad y su expansión como epidemia en nuestro país.

Hay que llamar además para que aporten a especialistas con capacidad de trabajo, experiencia y conocimientos como la Dra. María Isabel Rodríguez, Dra. Violeta Menjivar, entre muchos otros que implementaron la Reforma.

Será mezquino desconocer su importante labor en favor de la salud del pueblo.

La historia demuestra también que la fuerza política con más experiencia y trabajo en la organización ciudadana es el FMLN y el partido debe fortalecerla donde ya existe y promoverla e impulsarla donde no hay.

Las ADESCO, las juntas de agua y otras formas de organización ciudadana deben ser apoyadas en esta labor de enfrentamiento colectivo al virus para poner en función de ello todo el conocimiento que tienen de sus comunidades, y llevar adelante las acciones aconsejables en estas circunstancias.

La frase “Solo el pueblo salva al pueblo” hay que hacerla práctica y movilizarlo para la ayuda entre todos para prevenir y dar la atención oportuna e inmediata a los enfermos y los más vulnerables, y lograr que ni un solo salvadoreño y salvadoreña quede desamparado.

Las organizaciones sociales como sindicatos y otras deben aportar también su experiencia y capacidad de movilizar.

Incluso las organizaciones de base del FMLN tienen el compromiso  de movilizarse en sus comunidades para organizar a la población en el cuidado de la salud, emprender iniciativas e informar y hacer conciencia de la necesidad del cuidado entre todos.

El humanismo y la solidaridad son virtudes que nuestro pueblo ha puesto en  práctica a lo largo de la historia y ante desastres como terremotos.

Son esos nuestros sentimientos más nobles y los que harán que la victoria frente a la epidemia del coronavirus es y tendrá que ser de todos, con el pueblo unido y organizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *