La negligencia de Bukele también mata

Otro ciudadano de la tercera edad lamentablemente falleció esta mañana a las 5:00 am en el Asilo Sara Zaldivar, una muerte más por el contagio de coronavirus, pero también otra vida perdida por negligencia de Bukele y los encargados de su gobierno de proteger la salud del pueblo.

Este día suman ya 16 ancianos muertos en este centro de protección bajo la responsabilidad del gobierno de Bukele, y también gracias a la denuncia ciudadana ahora sabemos que más del 80% de los adultos mayores en ese lugar están contagiados por coronavirus.

Recordamos las acusaciones de Bukele contra el sistema de salud de Italia, diciendo que intencionalmente dejaron morir a sus adultos mayores, está afirmación  cínica y absurda fue utilizada por Bukele para provocar miedo en los salvadoreños y fabricar una falsa imagen de conocedor y estadista.

Ahora ante esta tragedia del contagio masivo de adultos mayores y la muerte por negligencia de 16 ciudadanos salvadoreños bajo el cuidado del gobierno, nuevamente y con su acostumbrado desprecio por los pobres y vulnerables, Bukele guarda silencio, no se pronuncia e ignora está grave violación del derecho a la vida de estas nuevas víctimas de la incapacidad de su ministro de Salud y de su inexistente plan de contención de la pandemia.

La mayor parte de la población sabe que un simple protocolo de ingreso al asilo, y el uso de alcohol gel y mascarillas apropiadas hubiera bastado para evitar estas muertes y las que aún puedan ocurrir, pero no lo hizo el Ministerio de Salud simplemente porque ayudar a estos humildes ancianos no tenía ningún impacto mediático que beneficiara a Bukele y a su clan en sus pretensiones de perpetuarse en el poder.

Bukele deberá responder por este crimen por negligencia, también por el hospital imaginario más grande de Latinoamérica y por las 1000 unidades de cuidados intensivos del pabellón Centroamericano de CIFCO que dijo estarían listas hace dos meses,

Bukele deberá responder por su incapacidad, su prepotencia y su arrogancia, pero principalmente por su falta de humanismo y sensibilidad hacia los salvadoreños más vulnerables.

14 de junio 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *