Las víctimas de Bukele

Cada día se suman más instituciones, académicos, juristas y ciudadanos a denunciar o advertir sobre los graves riesgos que como país tenemos en este momento de nuestra historia debido a las acciones de Bukele y sus funcionarios, y es que las transgresiones a la ley, las violaciones a la Constitución de la República y el permanente desacato y agresión contra los otros poderes del Estado debilitan nuestra democracia y nos aproxima a una dictadura autócrata.

Sin embargo, después de 84 días de cuarentena ilegal y la aplicación de varios decretos ejecutivos también ilegales, podemos hablar de las víctimas de las acciones de Bukele y por denuncias ciudadanas resumir los siguientes datos: la mayor parte de los contagios masivos por coronavirus fueron propiciado por las aglomeraciones organizadas por los funcionarios de Bukele en las entregas mal planificadas del subsidio de 300 dólares, de semillas y fertilizantes, los repartos de alimentos, las conferencias de prensa de Bukele en dos barrios populares, el llamado a orar en la calle al final del Ramadán, entre otros.

Según el Colegio Médico, justo después de estas actividades masivas organizadas por el gobierno con la finalidad de mantener la imagen positiva de Bukele, los picos de contagio se elevaron hasta los valores más altos, haciendo víctimas de la enfermedad a los ciudadanos que participaron en estas aglomeraciones.

Asimismo, varios epidemiólogos coinciden en que el mal manejo de los primeros centros de contención donde concentraron a los salvadoreños que llegaron al país desde el exterior, fue precisamente la fuente inicial de contagio del coronavirus.

[22:05:12

Luego la falta de equipos de protección biológica para el personal médico y de seguridad que atendió a los primeros pacientes infectados convirtió en victimas a estos valientes servidores     públicos y potenciales transmisores de la enfermedad, y finalmente la falta de información y la negación de dar los resultados de las pruebas de covid 19 también propició el contagio.

Todo se agrava por la incompetencia y negligencia del ministro de Salud, la actitud represiva y militarista del director de la PNC y la inexperiencia del ministro de la Defensa en el manejo de emergencias.

Otras víctimas fueron los ciudadanos detenidos y confinados en centros de contención, obligados a realizar ejercicios físicos como castigo y sufrir golpizas y hasta tortura psicológica, mientras los adultos mayores de los asilos fueron abandonados a su suerte sin protocolos de prevención del contagio.

Este dramático panorama incluye a los miles de salvadoreños pidiendo desesperadamente alimentos para sus hijos, los empleos perdidos y microempresas quebradas, cosechas pérdidas y miles millones de dólares en deuda externa.

Todo este desastre es resultado de las acciones de Bukele y sus funcionarios y todos somos víctimas en alguna medida, pero principalmente los salvadoreños más vulnerables.

Bukele sólo tiene dos caminos: reconocer sus errores y tratar de corregir sus acciones o prepararse para ser enjuiciado por sus violaciones a la Constitución y destituido de su cargo. Hasta hoy siempre amenaza con violencia y represión, la destrucción de nuestra democracia, pero estamos seguros que por ese camino deberá enfrentarse con nuestro pueblo y no podrá vencernos.

Domingo 14 de junio de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *