Mucho dinero y malos resultados en el combate a la pandemia

El reciente estudio de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), titulado “Enfrentar los efectos cada vez mayores del COVID-19 para una reactivación con igualdad: nuevas proyecciones”, muestra que de 17 países de la región tomados como referencia, El Salvador tiene el mayor gasto fiscal para combatir la pandemia, equivalente al 11.1% del Producto Interno Bruto (PIB). En segundo lugar está Brasil, con el 7.5%.

A pesar de que el Gobierno salvadoreño es el que dispone de más recursos para enfrentar la pandemia, en función del ingreso nacional, muchos países latinoamericanos con menos recursos invertidos han tenido mejor desempeño en el combate a la pandemia. Por ejemplo, Costa Rica, donde solo se destina el 0.8% del PIB, registraba el 24 de julio un total de 13,129 personas infectadas y 80 fallecidas por el COVID-19, mientras en El Salvador el Gobierno reconoce 13,792 casos y 370 fallecidos. (https://www.worldometers.info/coronavirus/)

La Asamblea Legislativa le ha dado un buen apoyo al Gobierno, pues le aprobó endeudamiento por 3,046 millones de dólares, en calidad de préstamos y bonos. Además, el Gobierno obtuvo cerca de 500 millones de la venta de letras del tesoro. Y, pese a contar con tanto dinero, la crisis sanitaria se agrava y la economía no detiene su caída.

El mismo estudio de la CEPAL muestra que la economía salvadoreña tendrá la mayor caída en la región, de -8.6%. En Nicaragua caerá -8.3%, en Honduras -6.1%, en Costa Rica -5.5% y en Guatemala -4.1%.

De esos datos se infiere que la política del gobierno salvadoreño ha sido extremadamente ineficaz, pues es el que más gasta en Latinoamérica y el que más hunde la economía en Centroamérica. Y pese a ello, el presidente Nayib Bukele sigue sin sancionar el decreto del Fideicomiso para la Recuperación Económica y frenó la segunda fase de la apertura de la economía. El Gobierno no tiene planes, improvisa y no detiene el alza de contagios y muertes.

24 de julio de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *