Proyecto de presupuesto golpea 18 programas sociales

Durante los 10 años de Gobierno del FMLN se desarrollaron 47 programas sociales, 14 de ellos aprobados por ley, y una reforma de salud ejemplar, que redujo la mortalidad infantil de 23 a 9 por mil nacidos y nacidas vivas y la mortalidad marteña de 49 a 28 por 100,000 partos, entre muchos otros logros.

Los 14 programas de Ley de Desarrollo y Protección Social son: Comunidades Solidarias, Urbanas y Rurales, Dotación de Uniformes, Zapatos y Útiles Escolares, Alimentación y Salud Escolar, Vaso de Leche, Programa de Apoyo Temporal al Ingreso, Ciudad Mujer, Nuestros Mayores Derechos, Pensión Básica Universal, Programa de Agricultura Familiar, Paquetes Agrícolas, Acceso y Cobertura Universal Integral, Pública y Gratuita, Acceso y Mejoramiento de Vivienda, Infraestructura Social Básica y Atención Integral a Primera Infancia.

El Gobierno de Bukele ya liquidó uno de los 47 programas, Jóvenes con Todo, tiene paralizada la operación milagro y el programa de alfabetización y comenzó a cerrar ECOS familiares, de los 576 creados con la reforma de salud. Y en el proyecto de presupuesto quiere golpear otros 18, de los cuales elimina 13 y le recorta los recursos a cinco. Los 13 programas que se irían son:

  1. Apoyo temporal al ingreso
  2. Nuestros mayores derechos
  3. Agricultura familiar
  4. Fortalecimiento de salud de la mujer
  5. Operación milagro
  6. Potenciando la escuela inclusiva de tiempo pleno
  7. Niñez y juventud del futuro (que  incluye el proyecto “un niño, una niña, una computadora”)
  8. Apoyo a la educación de jóvenes y adultos (que incluye fondos para alfabetización)
  9. Acuicultura familiar en municipios de pobreza
  10. Amanecer rural
  11. Desarrollo y modernización rural
  12. Atención comunitaria
  13. Programa nacional para el manejo integral de desechos sólidos

Los programas con menos recursos son Ciudad Mujer (1.6 millones), Pensión Básica Universal (2.3 millones), Paquetes Agrícolas (1.6 millones), Programa de Saneamiento Ambiental (1 millón) y Bono para Educación y Salud (1.3 millones).

El presupuesto también elimina más de 4,000 empleos públicos y le reduce 9 millones de dólares al subsidio del gas, 13 millones a ANDA, casi un millón a CONAMYPE y 33 millones al primer nivel de atención de salud. El programa de veteranos de guerra y el presupuesto de la Universidad de El Salvador no tienen un centavo más.

Pero mientras se hacen esas supresiones y recortes de programas sociales, el presupuesto eleva en 27 millones el gasto militar, en 9 millones el gasto de publicidad de la presidencia y 71 millones los gastos financieros (de 47 a 118 millones), una maniobra contable para utilizar parte de ese dinero en pago de salarios y compra de bienes y servicios, a discreción del Gobierno, como admitió el propio Ministro de Hacienda, quien debería ser enjuiciado por fraude de ley.

El proyecto de presupuesto revela la naturaleza de clase del Gobierno. Todos los sectores sociales, salvo los grandes empresarios, serían afectados con ese presupuesto: mujeres, jóvenes, familias campesinas, micros y pequeñas empresarias y empresarios, empleados y empleadas públicas, veteranos de guerra y población adulta mayor en condición de pobreza, pues casi 4,000 pierden la pensión de 50 dólares mensuales.

Por estas y otras razones, las organizaciones populares y el pueblo en general deben rechazar el proyecto de presupuesto y apoyar los esfuerzos del grupo parlamentario del FMLN por impedir su aprobación. Hay que exigirle al Gobierno que presente un proyecto que garantice los programas sociales y suprima las partidas infladas y los gastos innecesarios, que en nada contribuyen al desarrollo del país.

01 de diciembre 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *