Seguridad y opresión, conceptos peligrosos.

En este mal llamado estado de emergencia, algunos ciudadanos aplauden las acciones represivas contra los desafortunados que han sido detenidos por circular en la vía pública, es fácil confundir las acciones de seguridad para la protección de los ciudadanos, con vulgar y pura represión, imágenes de policías y militares golpeando humildes familias por tratar de comprar alimentos es un ejemplo de esta confusión, el problema ya común de este gobierno, es el de tomar acciones y emitir órdenes sin el debido análisis de reacciones y consecuencias, me gustaría saber que reacción tendría un padre o madre al observar como los soldados o policías agreden físicamente y detienen a sus hijos, esto me recuerda los oscuros y tenebrosos años de la guerra, cuanto falta para que un joven soldado sin experiencia ni conocimiento sobre seguridad pública, quiere el seguro de su fusil automático y produzca una tragedia, cuanto más para que alguien se resista a ser golpeado y se defienda. En los próximos 30 días habrán más imágenes y más tragedias humanas, pero como dice el presidente Bukele que prefiere tomar decisiones equivocadas pero eficientes, imperfectas pero eficaces y considerando que el miedo y la ignorancia propician a los humanos sus instintos más animales, debemos hacernos una reflexión y un llamado, hasta cuando resistirnos y cuáles serán los efectos secundarios de más dosis de la.medicina amarga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *